¿Qué quieres soltar y ya no te funciona?

Edición: Psicóloga Carolina Guzmán Sánchez ||Encuentrame en Doctoralia 
Modelo: Eli Luna ||Fotografía: Carolina Guzmán “Alias”Carol J Angel

 

No es que este mal con Ella o algo así, lo que me pasa es algo más profundo, no sé bien como explicarlo pero lo que pasa es que a veces siento que no soy lo que Ella espera que sea para cuando nos casemos. Yo hago todo lo posible. Estudie una carrera en Universidad pública prestigiosa, de las mejores de Latinoamérica y con la cual soñaba que iba a romper el mundo y terminaría siendo un design-star –algo así como sentí que lo fue, hace más de 10 años- yo tuve mi banda de rock y llegamos a presentarnos en varios lugares de la ciudad. Hasta estuve en el primer festival rock al parque, para esa época apenas estaba comenzando esta promisoria profesión que hoy ya no significa lo mismo. A Ella la amo y no quiero desilusionarla o que se decepcioné por no cumplir sus expectativas económicas pero por más que trato y trato, ya por ser mayor de 36 años no me dan ningún contrato en ninguna parte.

Regresé a mi país luego de ausentarme tan solo un año, el año que tome de sabático a causa de una crisis profunda de sentido y allí la conocí.  Maravillosa ella, y fueron su sonrisa y su manera relajada de abrazarme, lo que me enamoró en el primer saludo –a ella le paso igual-  tuve que ir hasta el fin del mundo para encontrarme con el Amor de mi Vida y Ella, ya llevaba más de dos años esperándome. Esa ciudad estaba en mi itinerario solo un par de semanas y me quede seis meses. Los seis meses más extemporáneos y abiertos de mi vida. Hacíamos el amor al amanecer, al atardecer, en medio de las jornadas laborales y no nos dimos cuenta en qué momento soltamos nuestra libertad individual para juntarnos en una libertad acompañada. Hoy entendemos porque nuestra libertad acompañada debía construirse y alimentarse.

Llevamos seis meses viviendo en distintos países, Ella en el suyo y yo en el mío y esta relación a distancia nos ha hecho doblegar esfuerzos para mantener calientita la relación sin agotarnos o estrecharnos, pero últimamente estoy sintiendo una fatiga ilusoria. Ella ha comenzado a sentirse sola y me transmite ese sentimiento. Pero, estoy mirando en retrospectiva mientras escribo esto y me doy cuenta que debo, mejor, quiero soltar lo que no me funciona.

Ya no me funciona medir el tiempo en años si no en la intensidad de los lazos, vínculos y vivencias.

Antes de mi sabático, trabaje durante siete años en par de empresas dedicadas al diseño y creía que esto ya era válido para decir que podía darme el lujo de irme a descansar un rato y que luego volvería y me tendrían en cuenta por mis años de experiencia, no por mis años de construir vínculos. No me dedique a fortalecer mis relaciones o “hacer amigos” y creo que es un gran error creerse en autosuficiente o “todo lo puedo yo solo”

Suelto mi miedo a relacionarme con la gente, suelto mi miedo al qué dirán, me arriesgaré a que me digan no y así también descubriré lo fácil que es hallar el sí. Suelto mi zona cómoda y me arriesgaré a amar menos y juzgar o esperar a ser juzgado.

prometo soltar web 004-Pausa color

Mujer, haz una pausa en tu camino y déjate pensar! @Mujer_Pazcana
revistapazcana@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s