¡Miente, pero no engañes!

Edición: Psicóloga Carolina Guzmán Sánchez ||Encuentrame en Doctoralia 
Modelo: Eli Luna ||Fotografía: Carolina Guzmán “Alias”Carol J Angel

 

La historia comienza con: esto le paso a una amiga de una amiga que estaba muy enamorada y se dio cuenta que su esposo le había puesto los cachos. Así que esta amiga de la amiga, no podía creer que su príncipe azul, intachable, de cabellos rubios, labios carnosos como ciruelas y ojos azul celeste como el mar de Cancún (en donde pasaron la luna de miel hace 4 años) le hubiese puesto cachos con la “muchacha de la limpieza de las oficinas del banco” en donde el gran ejecutivo de cuentas trabaja de sol a sol sin parar. Esa amiga entro en furia, rabia, dolor, rencor, resentimiento y también en paranoia, sintiéndose al mismo tiempo vieja, fea, amargada, desgastada y aburrida. Durante unas semanas decidió callarse -esto consejo de su mejor amiga, su mamá- quien le dijo que a veces los hombres necesitan de esos escapes pero que no se trata de nada serio, que es más, esa podía ser una historia inventada por alguien que nos tiene envidia y toda esa zarta de cosas aliviadoras trato de decirle esa mamá a su hija, quien más confundida que otra cosa, empezó a publicar su “estado emocional por las redes sociales.”

Par de semanas o casi tres, la aventura de cambiar su estado emocional a “modo alegre” por “modo superalegre, feliz y soy la más de todas” llamo la atención de uno de sus compañeros de Maestría que sin más le pidió chat y aquí va la otra historia.

Le contó todo lo que estaba viviendo y él a modo de gran consolador le propuso que había que darle una gran lección a ese “marido inescrupoloso y noventero” porque según este amigo, los cachos ya no estaban de moda. La moda hoy es: si ya no quiero nada más contigo, lo publico en facebook, si me dan más de 50 likes -de 99 amigos- (mejor dicho los likes son proporcionales al número de amigos, la fórmula es que si el 50% +1 está de acuerdo, viva la democracia-  significa que esta aprobado y por tanto cambio mi estado de “casado” a “soltero” y salgo con alguien; inclusive si el divorcio y la separación no se la he comunicado directamente a mi pareja. Bueno, esto no lo hizo ella, claro que no! el día en que Cherry y Maria* se reunieron para armar la gran lección, Cherry pensó que este era el mejor momento para dar su segundo paso, concluido esto, se intensifico un romance que tomo dimensiones de locura. Yo ya no supe que hacer, me estaba enamorando de Cherry y mi marido en cambio, había dejado de importarme si su historia era cierta o no. Empecé a sentirme de nuevo, joven, linda, atractiva, recobrada y divertida. Sabía que hacia mal, que estaba engañando y que no podía detenerme.

Todo se salio de control, arruiné mi matrimonio, Cherry se fue también y tuve que enfrentarme a muchos señalamientos. La lección que la amiga de mi amiga aprendió fue: Miente, pero no TE engañes!  ah… mientras que la historia de la muchacha de la limpieza, había sido todo un cuento, mi exmarido si trabajaba de sol a sol en la industria financiera.

Revista Pazcana

 

 

 

 

Mujer, haz una pausa en tu camino y déjate pensar! @Mujer_Pazcana
revistapazcana@gmail.com

* nombres inventados para salvaguardar la identidad real de los personajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s