No lloraré sobre la leche derramada. !Nunca más!

Edición: Psicóloga Carolina Guzmán Sánchez ||Encuentrame en Doctoralia 
Modelo: Eli Luna ||Fotografía: Carolina Guzmán “Alias”Carol J Angel

 

Ayer en la mañana, mientras lavaba mis dientes y preparaba el tetero de mi beba me preguntaba ¿que era eso tan importante que quiero cambiar definitivamente desde esta semana hasta…”siempre”? bueno, la respuesta no llegó al terminar de cepillarme, pues de un segundo a tres tuve que salir corriendo desde el baño hacia la cocina porque comencé a escuchar la leche que se estaba derramando -mi Madre me dijo alguna vez y no recuerdo exactamente cuando: Hija, jamás llores sobre leche derramada– y justo allí en ese instante en que veía que por los lados de la olleta se desbordaba la leche caliente, me dí cuenta que eso tan importante que quiero cambiar es dejar de estar llorando sobre lo que deje de hacer porque no tuve dinero en su momento para terminar algún estudio -que por supuesto, luego lo logré con un grandísimo esfuerzo… no en el tiempo programado pero si en el posibilitado- o porque no conté con el apoyo y credibilidad suficiente de terceros para uno que otro proyecto justo cuando ese proyecto iba a ser un grande. Es decir, quiero dejar de esperanzarme en que sólo después de la ayuda o espaldarazo de alguien -por supuesto, siempre busqué referentes masculinos- obtendré lo que necesito. Esto, quiero decir, es sólo un paso reciente de decisión voluntaria:  romper con el paradigma de crianza machista o como se diría en el consultorio de mi terapeuta romper con la idea de actuar o dar el paso sólo “después de que alguien me apruebe” ahora si tengo la credibilidad de que lo puedo hacer y la voluntad.

Desde ayer decidí que:

  • No lloraré más sobre leche derramada, y que no esperaré a la aprobación de terceros, es decir, confiaré en mi intuición y corazonadas desde mi conexión femenina.
  • No pediré un “otro punto de vista” para sentirme aprobada y luego, si la cosa no funciona, echarle la culpa a otros por su falta de análisis o sabiduría. Si llego a pedir otro punto de vista, será para ampliar mi perspectiva.
  • No me lavaré los dientes al mismo tiempo que pongo a calentar la leche para el tetero de mi beba, creyéndome el cuentito de que solo las mujeres somos multitask (multitareas). Pediré a mi esposo que se levanté y me ayude.

Les contaré como me habrá ido esta semana.

 

pausa_me molesta_lechederramada

Mujer, haz una pausa en tu camino y déjate pensar! @Mujer_Pazcana 
contacto@revistapazcana.com;  revistapazcana@gmail.com
#VidaConCalidad #MujerPazcana #Pazcanar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s