Adrián Gastón Fares dirige “Gualicho” Ganador del Festival Blood Window en Argentina

Boletín de Prensa No. 82 –Septiembre 22 de 2017
Por REVISTA PAZCANA

Creo que los premios no importan, uno puede ponerse contento, sí, claro, pero lo importante es poder trabajar en lo que a uno le gusta y que los espectadores en este caso, o lectores en el caso de un relato o una novela, se acerquen. Eso es bueno.

El lenguaje audiovisual no deja de sorprendernos. A 122 años de la invención del cine, nuevos creativos y propuestas desafiantes vuelven a irrumpir en la mente e imaginación de cinefilos y distraídos espectadores. Con el género fantástico, el guionista  y director Adrián Gastón Fares con la productora de cine independiente creada en 2006 corsofilms junto con el realizador Leo Rosales han venido desarrollando excelentes proyectos. Uno de ellos ha participado recientemente en el Festival Blood Window 2017 en la ciudad de Buenos Aires “Gualicho” (también participa en la producción Pamela Mercedes Livia Delgado) recibiendo el primer premio como ganador del concurso OPERA PRIMA DE LARGOMETRAJE DE FICCIÓN.

Entrevistamos a Adrián Gastón Fares para Revista Pazcana.

gualicho adrian gaston fares.jpg

 

RP. Cuéntanos un poco, para nuestr@s seguidor@s, ¿de qué se trata el cine de género fantástico?

AGF.  Hay varios libros sobre el género fantástico. Uno muy conocido es el análisis estructural del relato de Todorov, el dice algo así como que la irrupción del psicoanálisis significaba el fin del género fantástico. Como se sabe, esto no fue así, al mismo tiempo irrumpieron escritores como Lovecraft y en el siglo pasado se afianzó el género con los aportes de Stephen King, Richard Matheson, Shirley Jackson y Borges, por nombrar algunos conocidos, entre otros escritores. Así que el género fantástico se configura como una ruptura con la realidad, una ventana que una vez abierta en general no puede cerrarse, lo sobrenatural o preternatural tiene sus límites, impuestos por la figura de los padres, o los que detentan el poder, y otros rasgos circunstanciales del relato. Lo mismo pasa con el cine fantástico.

 

RP. Háblanos del premio ganador en este Festival Blood Window 2017 con “Gualicho” el largometraje que les abre esta ventana hacia un público más amplio y que esta apostando por el reencuentro con el genero fantástico.

AGF. Con mi compañero de aventuras cinematográficas estábamos trabajando en otra película independiente, costeada por nosotros como Mundo tributo (el documental que producimos y con el que nos fue tan bien, incluso se vio en el Cine Tonalá, en Bogotá Colombia y se pasa en canales culturales, además estuvo en muchos festivales de cine internacionales) y ese fue el plan para que el resultado del concurso no nos afectara.

Estábamos charlando con Dani, un actor de esta próxima película independiente y nos anunciaron lo del premio. No lo podía creer. Mandamos tres proyectos, así que trabajé como un animal escribiendo las propuestas estéticas de los tres, la sinopsis, reescribiendo y corrigiendo guiones y desarrollos. Mi trabajo para el concurso fue enorme y viene de varios años atrás.

mundo tributo adrian gaston fares corso films revista pazcana.jpg

Creo que competimos con 500 proyectos y el jurado era internacional, con el director del festival de Sitges y el de San Sebastián, entre otros personajes renombrados.

La verdad es que el dinero es poco para hacer una película en un marco legal en mi país. Con Leo seguimos costeando gastos de desarrollo, todavía no vimos un peso del premio y como las reglamentaciones del INCAA exigían sumar como responsable del proyecto a una productora con antecedentes vía puntaje, ni siquiera depende de mí, que trabajé tanto en ello y que estoy dispuesto a dar todo para hacer la mejor película posible, que la película se haga. Así que habrá que salir a buscar coproductores o más inversores, me parece (eso es lo que te digo hoy, por lo menos)

Creo que los premios no importan, uno puede ponerse contento, sí, claro, pero lo importante es poder trabajar en lo que a uno le gusta y que los espectadores en este caso, o lectores en el caso de un relato o una novela, se acerquen. Eso es bueno.

Tengo tinnitus (zumbidos/pitidos en los oídos) y pérdida de audición que soluciono con el uso de audífonos. Tal vez me aislé un poco en la pubertad y adolescencia. Escribía relatos, luego me lancé a escribir una novela fantástica larguísima, bocetaba canciones con la guitarra.

 

RP. “Gualicho” ¿qué aventura nos transmite y cuándo la veremos en Colombia?

AGF. Gualicho trata sobre la irrupción de un suceso sobrenatural en una familia. De ahí en más, por ahora sólo quiero decir que será como una vivencia, una película dura, intensa, oscura pero sin sobriedad. (Risas) Esperemos que en Colombia sea pueda exhibir muy pronto…

 

RP.  Nos encanta saber como se da este fenómeno del arte creativo, en tu caso, ¿de dónde viene tu creatividad?

AGF. Mi creatividad viene, creo, de haber afrontado situaciones más o menos difíciles en la vida y también viene de una dicha que llevo dentro, que se nota cuando creo. Esos opuestos se sacan chispas.

Tengo tinnitus (zumbidos/pitidos en los oídos) y pérdida de audición que soluciono con el uso de audífonos. Tal vez me aislé un poco en la pubertad y adolescencia. Escribía relatos, luego me lancé a escribir una novela fantástica larguísima, bocetaba canciones con la guitarra. Ya de temprano le hacía funciones de títeres a mi hermana y a una vecina. Claro que la pérdida de audición no se nota, uno se piensa que es igual a los demás cuando no lo es, y en el transcurso de la vida, uno lo va descubriendo (salvo que uno sea totalmente sordo, que es otro tema) Por suerte, puedo trabajar perfectamente con audífonos, y eso se lo tengo que agradecer a la ciencia.

Pero sigamos, mientras mi madre, profesora de música, enseñaba en la planta baja de un suburbio de la provincia de Buenos Aires como es Lanús, donde no había mucho con qué divertirse, yo en la planta alta revisaba la biblioteca como buscando una verdad en los libros, una respuesta al mundo, leía revistas de divulgación científica, digamos, novelas, y escribía y dibujaba (aunque el dibujo no es lo que mejor me sale) Los relatos primero me llegan como imágenes, también los guiones que escribo, y luego necesito soltarlos en una hoja.

Ahora por ejemplo, mientras trabajo en la pre de la preproducción de Gualicho, ya estoy escribiendo otro guión de largometraje (otro fantástico, pero también reescribiendo un thriller por el que fui seleccionado a la beca del Laboratorio Internacional de Guión de Colombia de la fundación Cinefilia, el año pasado)

Y eso lo intercalo con textos más cortos, que a veces publico en el blog y otras no, pero que me sirven para organizar el universo de mi imaginación. Elortis, el amor tiene cara de mensajero, por ejemplo, una novela que escribí hace poco (el título original era Elortis, si quieren darle otro, bienvenidos), surgió con fuerza y la escribí en una especie de hipnosis. Marcelo Guerrieri, que es un escritor argentino amigo, me dijo que la novela estaba muy bien. Pero no tengo tiempo para afrontar el trabajo en el cine y a la vez dedicarme a buscar editores para mi trabajo literario.

Lo importante es que para mí los personajes tienen vida, vienen y me llaman a la puerta y no me queda otra que responder, porque si no van a seguir tocando una y otra y vez.

 

Mientras le escuchamos, nos dedicamos a observar una versión Bethoven cinematográfico del siglo 21. Convencidos de que para el desarrollo del talento se necesita solo dedicación, con Adrián comprendemos que son los dones conscientes los que orquestan o dirigen esa gran necesidad de crear para compartir. 

 

RP. Hay muchas fórmulas que aseguran ser “La mejor” para desarrollar un proceso creativo ¿cuál es tu formula?

AGF.  Creo que la mejor forma es ponerse a trabajar. Escribir con una lapicera en una hoja hace que todo sea más fácil. La inspiración irá surgiendo sola. Luego, para cualquier proyecto, hay que ser ordenado, escribir primero lo que surja, corregir lo más que se pueda.

 

RP. Para quién escribes cuando tu imaginación no cesa de contar historias

AGF. Es lo que te decía antes. Surgen personajes que tocan a mi puerta y no me queda otra que contestarles. Escribo para ellos y escribo para mí. Y publicar es un incentivo porque otras personas se suman a eso, lo leen, lo hacen propio, ahí veo al lector, ahí me voy a encontrar con alguien con mis relatos y mis personajes.

 

RP. Como seres sociales y normalizados, tenemos una necesidad de definir y a cada entrevistado le pedimos que se defina en palabras, ¿cuáles serían las 5 palabras tuyas?

AGF.  Te pongo tres. Entusiasta, Árboles, Caminante. Soy entusiasta porque eso es lo que me mueve, escribir, filmar, crear, sea como sea, y mi entusiasmo en eso es lo que motoriza todo.

Hago de todo desde el principio de un proyecto, incluso hasta pienso en el póster y en cada área de trabajo. Me gusta también estar en acción caminar, pasear, ir de acá para allá, de café en café.

Me gusta sembrar árboles, tengo mandarinas, limones, limas, quinoteros, pomelos, aguacates (paltas) que he visto crecer y que cuando los visito me asombra siempre lo altos que están. Quizá el entusiasmo tenga que ver con que veo al mundo como si fuera terrible y maravilloso a la vez, una nimiedad para otros para mí es algo increíble.

autoridad-paterna

RP.  ¿Cómo te imaginas un mundo feliz?

AGF.  Un mundo feliz es aquel en el que cada uno pueda trabajar en lo que le gusta. Donde no haya ningún tipo de esclavitud, porque todavía existe la esclavitud. Creo en la constancia del trabajo, en la dicha que da el trabajo. Por eso falta tanto, porque en general nos enclaustramos para sobrevivir en trabajos que no nos gustan y eso genera miles de problemas entre las personas.

También debe haber más justicia, más equidad, igualdad de oportunidades y se debe respetar y cuidar la formación de las diferentes identidades. La comprensión de los demás, por eso es importante la lectura, es clave.

Hay que hacer nuestros los espacios, cualquiera que perdió un espacio, y de eso creo que trata mi cuento Lo que algunos no quieren contar, se dará cuenta de lo importante que es transitar los espacios, vivirlos, rehacerlos, recrearlos. Creo que morimos y nacemos todos los días y que dar una mano desinteresada nunca está de más. Es una costumbre que no debe perderse, en Internet están las dos cosas: el ego pero a la vez gente que trabaja para que otros accedan a textos, películas, que de otra manera no podrían acceder. Eso creo que habla bien de la humanidad. Lo malo, repito, es que el mundo nunca será feliz con injusticia y desigualdad.

 

Un mundo donde los chicos sufren por crueldad no es un mundo feliz. Partamos de la base que este mundo es difícil, es terrible, es duro y que la palabra feliz me parece más sacada de un cuento de hadas, que de algo que se pueda aplicar a la naturaleza y al mundo (como creación del ser humano)

 

RP. Si tuvieras una lámpara de Aladino que le pedirías?

AGF. Esta pregunta me parece muy personal. Prefiero no responderla. Hay que cuidar los deseos de uno.

RP. Estuviste el año pasado en Medellín, compartenos tu experiencia en el laboratorio organizado por cinefilia 2016.

AGF. Con respecto al Laboratorio de Guión en Antíoquia, fue una experiencia muy divertida, a las dos de la mañana en un hotel maravilloso, nos poníamos a hablar de cine con mis compañeros de México, Venezuela, Perú, Ecuador, Uruguay, España, Chile, Puerto Rico y Colombia. Eso es enriquecedor, uno afina su guión durante el laboratorio, revisa los conceptos que aprendió en la facultad y luego comparte el día a día con personas que vienen de todas partes. Gente con mucha ganas de hacer cine y de escribir, con trabajos ya realizados que eran maravillosos. También pasaron Mundo tributo en Antíoquia, en ese hotel antiguo, y la experiencia de volverla a ver con espectadores, que a la vez eran compañeros, en ese entorno fue hermoso. Les encantó la película. Uno reconoce también el entusiasmo de los demás y eso da alegría.

RP. ¿Qué consejo le puedes dar a los padres y madres con hijos en edad pre adolescente cuya imaginación está en plena activación? (educando en la infancia y adolescencia: campaña de nuestra revista pazcana)

AGF. Los padres y los maestros tienen que estimular la creatividad de los chicos y alejarlos de la solemnidad.

A mí me preocupa que, por lo menos en mi época, uno era una especie de robot. Iba al colegio, escuchaba a las monjas, a los maestros parlotear, pero no había consciencia de que uno puede cambiar las cosas desde temprano, de que uno tiene otros chicos y chicas alrededor, con los que se pueden intercambiar otras cosas, intentar algo mayor.

Lo importante es que los chicos puedan expresarse, que puedan juntarse a hablar de sus cosas, que puedan entender al que es diferente, que incluso festejen eso, que los hagan conscientes de que viven en un mundo lleno de posibilidades y fomentar que aprendan a pensar por sí mismos desde pequeños. Más allá de las clases de gimnasia o deportes, que vienen bien, pero que deberían estar más focalizadas en la respiración, en explorar el propio cuerpo, tienen que estar las de expresión artística, las científicas, pero de una manera accesible a cualquier chico. El Yoga y la Meditación nunca vienen mal.

Creo que hacerte aprender historia o matemáticas y tratar de abarcar todo, eso no está bien. Habría que dar un tema, aprender bien uno solo por ejemplo en esta etapa temprana de la vida. Y a la vez evitar el bullying. He visto sufrir mucha gente por eso.

Un mundo donde los chicos sufren por crueldad no es un mundo feliz. Partamos de la base que este mundo es difícil, es terrible, es duro y que la palabra feliz me parece más sacada de un cuento de hadas, que de algo que se pueda aplicar a la naturaleza y al mundo (como creación del ser humano)

 

 

SOBRE ADRIÁN GASTÓN FARES

adrian gaston fares_02.jpg

Si tengo que decir mis logros, sí me enorgullezco de haber plantado algunos árboles y verlos crecer, de haber criado a una gata amorosa, de haber escrito novelas y guiones y haber hecho cortometrajes y películas. Lo demás son cosas que podían haber sucedido o no, como las menciones, premios, y demás, que obtuve con algunas de mis creaciones.

adrian-gaston-fares-motorhomePor ejemplo, fui seleccionado para una Clínica de Obra Narrativa del Centro Cultural Rojas de la Universidad de Buenos Aires, la compartí con escritores muy talentosos como Marcelo Guerrieri y Selva Almada, entre otros. Con Mundo tributo ganamos un premio en un festival de cine de la India y fue emitido en MTV Brasil en un ciclo de los mejores documentales musicales.

Como rarezas, Motorhome, el cortometraje que dirigí, tuvo su estreno online y fue reseñado en el suplemento Joven de un reconocido diario argentino. También realicé un videoclip para la televisión japonesa.

 

 


Para contactar con Adrián Gastón Fares:

Para prensa o pedidos editoriales pueden escribir a adrian@corsofilms.com
Blog: El sabañon 
Productora CorsoFilms  http://www.corsofilms.com
Facebook

 

 


Mayor Información:

Revista Pazcana
revistapazcana@gmail.com
Bogotá, Colombia


COPYRIGHT © 2017 Revista Pazcana
Diseño e implementación del sitio web por Carolina Guzmán Sánchez.

Todos los derechos de publicación reservados para las comunidades abiertas del mundo
"Mujer, haz una pausa en tu camino y ¡déjate pensar!" 
Twitter: @Mujer_Pazcana Facebook: Revista Pazcana 
Contacto: revistapazcana@gmail.com 
#RevistaPazcana #FemeninoMasculino #GeneroHumano #MujerValiente #MujerSabiduría #HombreValiente #HombreSabiduría

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s