Mi Primera Vez

Esta semana nos hemos metido en la personalidad de dos chicas de 16 años que hablan por teléfono. Una de ellas está con un chico que quiere tener relaciones con ella, pero por lo general las jóvenes en esa edad, tienen bastante desconocimiento sobre “la primera vez”. Es una pena que acaben acostándose con su primer chico por la presión del grupo, de la edad, el temor a que el chico no las quiera si les dicen que no están preparadas.

– ¿Diga? ¿Quién llama?

– Que soy yo, la Mary, que te tengo que contar una cosa súper fuerte que me ha pasado.

– ¿Qué pasa? ¿Por qué me llamas a estas horas?

– Pues es que estaba con el Chano dando una vuelta, como todas las noches, que nos vamos allí al descampado que hay detrás del ayuntamiento, que allí no hay luces y te puedes ir a acariciarte con más intimidad. ¿Sabes dónde te digo?

– Si, ahí me iba yo también antes cuando estaba con el Jeremy. ¿Qué ha pasado, Mary?

– Pues que el Chano me ha dicho de “hacerlo”.

– ¿De “hacer” el qué?

– ¡Pues eso, Sofí! Hacer el amor, acostarnos, perder la virginidad.

– Pero, ¿dónde? ¿Allí en el descampado?

– ¡No! Sus padres se van de vacaciones una semana al piso de la playa, y él se queda en la casa. La semana que viene. Y me ha dicho que vayamos a su casa que va a estar sólo.

– ¡Qué fuerte! ¿Y qué vas a hacer? ¿Vas a hacerlo con él?

– No sé. Es mi primera vez. Él tiene ya 18, y yo 16, ya tengo edad. Hemos hecho ya además todas las otras cosas, pero no sé, no estoy segura.

– ¿Y eso? Si llevas toqueteandote ya por lo menos 6 meses, ¿a qué esperas?

– Si, ya lo sé Sofí, es mucho tiempo. Pero él como que no está ahí a tope conmigo. Yo no salgo con sus amigos ni nada, sino que quedo con ustededs, y él se va a hacer de juerga con su grupo. Y nos encontramos luego en la discoteca y ya nos vamos juntos a acariciarnos.

– Ya, es que eso no gusta mucho, es como que no te quiere presentar, que no eres su novia formal.

– Por eso, que es como que ni soy su novia ni nada. Yo no sé si él luego queda con otras o no.

– Pero ya han hecho muchas cosas juntos, de intimidad, de pareja.

– Si, bueno, a ver… él a mi me hace cosas y me toca, y yo a él.

– ¿Y te gusta?

– A ver, no es como cuando te tocas tu… con él luego me duele por la mañana porque quiere probar a ver cuántos dedos le caben dentro, por ejemplo, y cosas así.

– ¿Y no le dices cómo te gusta?

– Si, Sofí, claro que se lo digo. Pero él quiere hacer las cosas a su manera y yo la verdad es que tampoco quiero discutir. Y me da miedo que si lo hacemos, que sea igual. Que quiera probar cosas raras o me haga daño, y si le digo que pare que se enfade conmigo y me deje.

– Pero, a ver, si lo vas a hacer, tampoco es plan de que él haga todo lo que quiera, y tu te aguantes, ¿no?

– Puf… yo que sé… es que si le digo que no, se puede enfadar o dejarme y ya no quedar más conmigo. Él ya tiene edad y lo ha hecho antes, así que si no lo hace conmigo se irá con otra que sí se deje.

– Ya… es que los chicos son así de cabrones. Te vas a tener que dejar para que no se vaya con alguna facilona que se le abra de piernas.

– Lo sé. Pero me da mucho miedo. Con todo eso que dicen de que duele mucho la primera vez y todo.

– Bueno, ¿y vas a comprar condones? ¡Qué vergüenza ir a la tienda a comprarlos!

– Es verdad, yo no sería capaz. Pero lo hemos hablado ya, y él dice que controla, que antes de terminar se sale y lo echa todo fuera. Que con los condones dice que no siente nada.

– ¿En serio? No sé yo… ¿y si te quedas embarazada qué?

– ¿Pero es que te puedes quedar embarazada en tu primera vez? Yo creo que no se puede. Además, no creo que la primera vez que lo hagas te quedes embarazada porque estás pensando en otras cosas y sería muy mala suerte.

– ¿Y entonces crees que si te acuestas con él te pedirá ya que seas su novia?

– Eso espero, amiga, que ya vea que yo quiero estar con él, que es super guapo, y estoy dispuesta a hacer lo que sea por él. Es la mayor prueba de amor que le puedo hacer, le voy a regalar mi virginidad.

– Bueno, tú verás. Pero luego me lo cuentas todo, ¿vale?

– Claro, eso seguro. Yo luego te digo cómo lo hemos hecho y cómo ha salido.

– Venga, vete a dormir ya, mañana hablamos.

– Hasta mañana.

 

pausa_quierocambiar_miprimeravez


Mujer, haz una pausa en tu camino y ¡déjate pensar! @Mujer_Pazcana;revistapazcana@gmail.com; 
#MujerPazcana #VidaConCalidad #MujeresValientes #MujerReal #MujeresReales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s